Reflexión

Residencias en ¿Navidad?

Se acercan las fiestas navideñas. En los medios de comunicación y redes sociales se aconseja a la gente que no se reúna, que lo hagan por grupos de convivencia, que no merece la pena juntarse… Se puede debatir y eso es un signo de libertad en sí mismo. La Navidad se acerca para ti, para mí y para las personas mayores que viven en centros residenciales, pero éstas, en cambio, no pueden elegir. Su libertad ahora está a merced del decreto de turno o de lo estricta que sea la dirección de su centro. Resumiendo:

  • Si los protocolos NO lo permiten estas personas NO podrán salir.
  • Si permiten las salidas habrá que ver las condiciones para la vuelta: PCR, aislamiento mientras llega el resultado, aumentar distanciamiento durante 14 días con otros usuarios… Esto puede hacer que no merezca la pena salir.

¿Es justo? Pues aquí hay más debates: Derechos individuales frente a los derechos del resto de personas, si es arriesgado relajar las restricciones en la residencia para unos días señalados, si prevalece la salud emocional sobre el riesgo al contagio etcétera

Hay algo que a mí me preocupa mucho más y de lo que no habla nadie: Las personas que no saldrán de la residencia en Navidad porque ningún año lo hacen. Para estas personas las navidades en las residencias suelen cobrar una energía especial. Se multiplican las actividades como decorar las estancias, actuaciones de coros, los niños de los colegios cercanos acuden a cantar, excursión a la exposición de Belenes y la visita de los Reyes Magos. Todo esto se ha eliminado por razones más que obvias.

En las cenas de nochebuena y nochevieja, en muchos centros, se juntan las mesas de los comedores para hacer una gran mesa continua como si de una boda se tratara, los mayores comparten comida, bebida y conversaciones codo con codo, literalmente. Un simple cambio que hace especial lo que este año será un día más.

¿Qué quiero decir con esta reflexión? Que la Navidad es una época especial donde las personas mayores añoran a los suyos, la mayoría de estos mayores no salen ningun año por Navidad pero, al menos, en la residencia se respira el ambiente navideño, hay un espíritu más festivo, también en los trabajadores. La Navidad se acerca, sí, pero este año sin familia, sin excursiones, sin mesas corridas, sin Reyes Magos, sin niños cantando, sin la energía de otros años. Podemos discutir largo y tendido sobre la conveniencia de salir o no, pero preocupémonos también por los que nunca pueden salir y este año les han arrebatado, también, la Navidad.

Gracias por leer el blog. Te deseo una Feliz Navidad y que el 2021 nos sea más próspero y menos cruel para todos.

5 comentarios en “Residencias en ¿Navidad?”

  1. Esta es mi reflexión de estos últimos días Jonathan xq los q estamos dentro somos totalmente conscientes de la situación, del estado anímico y emocional de las personas q viven en la Residencia donde trabajamos. De lo que están necesitando y de lo que están aguantando. Se oyen voces que los ponen como ejemplos de resiliencia, de compromiso etc… ya basta, no es justo que además, se les haga pasar por esto y se les cargue con esta pesada mochila.
    Gracias por poner palabras a lo que muchos sentimos
    Un abrazo y Feliz Navidad
    Tere

    Me gusta

Responder a Tere Gea Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s